‘Contratiempo’: Miles de historias, una verdad

356441.jpg-c_215_290_x-f_jpg-q_x-xxyxx

Grata sorpresa en el cine español. Antes de disponerme a verla sabia que me iba a gustar a simple vista por el trailer que homenajeaba de cierta forma el aire místico de la saga 007 al igual que con los dramas psicológicos típicos del mundo “hollywoodense”.

‘Contratiempo’ trata sobre un joven empresario que es acusado de matar a una mujer, aunque el reafirma su inocencia y que todo era un plan para desprestigiarle. Nadie lo cree. Para ello, decide contratar a una prestigiosa abogada que le ayudará a confirmar su inocencia. O no. Desde entonces, se empieza a intentar resolver una especie de rompecabezas donde se empieza a relacionarse con otra historia, produciéndose así una conexión de ambos casos. No se sabe el culpable, ni el inocente, todos están en el punto de mira, ¿quién dice la verdad y quién no?

La película recuerda a las novelas negras de Agatha Christie y la abogada protagonista de la misma tiene cierta semejanza al los detectives que siempre habían presente en las novelas mencionadas. Todo ello realizado con un toque oscuro, misterioso y cuidadosamente. Donde la historia que se quiere resolver juega con el espectador en cada momento, cambiando de inocente a culpable a viceversa en varias partes de la misma. Cuando ya crees que has entendido todo, se torna toda la historia de una manera tan sublime en el final que no sabes cómo reaccionar. Y eso es fantástico.

Buen trabajo interpretativo por parte de los actores, y me sorprendo en este aspecto. Además espero ver más películas de este tipo en España y que aplaquen un poco el género comedia que está tan rancio en la actualidad.

Aspectos positivos: interpretaciones, guion, final, transcurso de la historia, ambientación

Aspectos negativos: diria que los tantos cambios de perspectivas que podrian confudir al espectador

NOTA FINAL: 8

Trailer de la película:

 

 

 

Crítica de cine: Mi Gran Noche, Alex de la Iglesia lo vuelve hacer

Mi_gran_noche-715134242-large.jpg

Cartel promocional de “Mi Gran Noche”, 2015./Filmaffinity

Antes de ver esta película, hay que tener claro que es una sátira a las galas especiales que se emiten en Nochevieja/Fin de Año, no hay que verla con el concepto predeterminado de que será una profunda, con un guion cuidado. Ahora sí, os dejo la crítica.

El argumento principal es la grabación del especial de Nochevieja, donde los figurantes deben emular una felicidad falsa, ya que deben aparentar que realmente se está emitiendo en directo. En esta grabación, se puede contemplar la realidad que hay tras los focos, el lado oscuro de la fama y la envidia de “las viejas glorias de la música” a la moda del momento.

Todo sucede con poca coherencia, con un ritmo lento pero factible, porque la función de esta película es entretener y nada más, y el mensaje que quiere transmitir es que todo es apariencia en el mundo del espectáculo, que todos tienen sus problemas, sus miedos, rencores, envidias, pero cuando comienza la emisión, deben fingir una felicidad, que es carente. En resumen, el control mediático y perdida de identidad para complacer a la audiencia.

Por otro lado, también se hace una critica a la música actual, a las galas de Nochevieja y más especiales de este estilo, que ahora protagonizan los artistas de moda, y no los consagrados, como el cantante Raphael, que en esta ocasión, y tras muchos años sin ser actor, vuelve a formar parte de un largometraje, pero la primera que hace de villano, ya que hace una parodia de sí mismo. Él interpreta a un cantante “de los de antes” que no consiente que nadie del panorama musical actual le supere y, por ello, se dedica a poner zancadillas a estos para que no superen su éxito.

Para entender la película, debe olvidar lo anteriormente visto, pero que cabe esperar de una película dirigida por Álex de la Iglesia, donde los sinsentidos abundan, pero los realiza de tal manera, que el producto no suele salir defectuoso, como ya ocurrió con “Las brujas de Zugarramurdi”, “La Comunidad” y “La Chispa de la Vida”, entre otros.

“Mi Gran Noche” cuenta con un gran reparto de cara conocidas, y casi la mayoría de ídolos adolescentes, de las modas actuales que crítica en la película ¡Qué ironía!; como Mario Casas, Blanca Suárez, Hugo Silva, Luis Fernández, entre otros. Al igual que de actores de renombre como Santiago Segura, Carmen Machi, Pepón Nieto, Terele Pávez y más.

En resumen, otra película que no aporta nada, aunque si te sacará más de una carcajada.

Aspectos positivos: La sátira a este tipo de películas, los sinsentidos.

Aspectos negativos: Los forzados momentos de “beso”, el momento de disparos, y el ritmo y el guion en muchas ocasiones.

NOTA FINAL: 5, entretiene y nada más.