The Diary of a Teenage Girl: Con las hormonas revolucionadas

the_diary_of_a_teenage_girl-748011271-large

‘The Diary of a Teenage Girl (Diario de una Joven Adolescente)’ es una grata sorpresa, ya que me creía que sería la típica comedia drama adolescente, pero no, es algo más que eso, como el ambiente, la música, los sentimientos y la gran empatía que te hace sentir la protagonista de la historia.

El argumento es de una chica adolescente, nada común, que mantiene relaciones sexuales con su padrastro en la década de los 70, época cargada de libertad, drogas, sexo, una revolución contra el orden establecido. A partir de entonces, la chica se obsesiona con su padrastro, con unas ganas inmensas de descubrir más aspectos del mundo nuevo que se ha adentrado, haciendo que pierda el control de su vida, guiándose solo por los sentimientos, convirtiéndose en una ninfomana, adicta al sexo.

Esta obra se podría considerar como una nueva versión de Lolita (la historia de una chica menor de edad que se enamora de un hombre mayor que ella, el novio de su madre, también), aunque ambientado en el mundo del amor libre, sin prejuicios y con una gran banda sonora que encaja perfectamente con las peculiares historias que le suceden a esta joven chica, al contrario que Lolita, que sucede en una población religiosa, reservada y cargada de ética y moral.

Al igual que puede ser una crítica al descontrol parental, madre separada de su padre, y este padre pasa de su hija y su hija se enamora del actual novio de su madre, unas interrelaciones que no podrían salir nada bien.

Grandes interpretaciones, sobre todo por el personaje de Minnie, la protagonista, las jóvenes adolescentes podrían sentirse identificadas con ella por sus ocurrencias, vivencias y por las formas de tratar el sexo y la juventud con total naturalidad, sin tapujos. 

Muy recomendable esta película de cine independiente en estas tardes de verano.

Aspectos positivos: Interpretaciones, banda sonora, fotografía, historia.

Aspectos negativos: No profundizar diferentes temas, la mitad de la trama que puede resultar repetitivo.

NOTA FINAL: 7

Anuncios

One day: De repente, todo cambia

One_Day_Siempre_el_mismo_d_a-871097561-large

One Day (Siempre el Mismo Día) son aquellas películas que tanto me gustan a mí, una historia de amor poco convencional, que trata temas como el transcurso de los años, el primer amor, la madurez y a la vez rebeldía; y la lucha por la supervivencia.

El argumento es de dos jóvenes que se conocen en el día de su graduación. Ella ya estaba enamorada de él desde que empezaron la facultad, pero este ni siquiera sabia de su existencia. A partir de entonces, surge una relación de amistad curiosa entre ambos, ya que el chico no quiere ataduras, vive locamente, disfrutando del presente, y ella se busca la vida trabajando y viviendo ilusionada en tener una vida mejor. Transcurren 20 años, y ella tiene su vida ya asentada, aunque referente al amor, sigue buscando una relación idílica, y por otro lado, el vive casado y tiene una hija, pero aun así, no es feliz, ya que se da cuenta que no tomó la decisión adecuada en su debido momento.

El film transcurre con bastante ligereza, donde se puede percibir el paso de los años, como los personajes van dejando atrás su imagen de jóvenes a un pensamiento más adulto. Encuentros, desencuentros, amores que vienen y van, y la aparente felicidad de una vida incompleta, que cuando ya por fin se consigue, ocurre algo inesperado.

La película es muy recomendable porque te das cuenta el valor de las cosas, de las situaciones y de los momentos, que no hay que desaprovechar oportunidades, eso sí, tened a mano un buen paquete de pañuelos.

Aspectos positivos: La gran interpretación de Anne Hathaway, el feeling entre los protagonistas, y ese guión poco idealizado, siendo más realista.

Aspectos negativos: La media hora primera puede resultar lenta y los últimos minutos, con ese cambio de tuerca que no era necesario y poco entendible, fastidia la percepción general de la película.

NOTA FINAL: 6

Una Maravilla Con Clase: El amor adolescente en los 80´s

Una_maravilla_con_clase-123409995-large

Os confieso otro secreto, tengo una cierta adoración hacia las películas ochenteras, sobre todo las de baile, pero las “romanticonas” tampoco se quedan atrás, tengo un alma muy adolescente de esa época.

La película “Una Maravilla Con Clase (Some Kind of Wonderful)” es el fiel reflejo de lo que ocurre entre los adolescentes en esa edad, como aparentar ser lo que no son, perdida de identidad, amores imposibles y la presión de los padres de que persigan una meta y no pensando en el bienestar de sus hijos. Lo curioso, que a pesar de haber transcurrido varias décadas, estos temas aun siguen presentes en la actualidad.

El argumento es que un chico humilde se enamora de la chica pija y popular del instituto y este cambia para gustarle, con la ayuda de su mejor amiga, pero este chico no sabe que ella si es la que esta enamorada de él.

 

Un clásico que por fin lo descubrí el otro día, con la mítica escena del final que es lo mejor que ocurre en este romanticismo adolescente, y confieso, que he visto dos veces la escena final y me he emocionado en ambas.

No puedo revelar nada más, pero hay que tener en cuenta que fue una de las primeras películas de instituto para adolescentes, y la calidad, comparadas a las grandes películas noventeras de este género (ya que considero que las actuales son pura bazofia), dista mucha de sí.

Aspectos positivos: El final, su moraleja y el reflejo de cómo actúan los adolescentes.

Aspectos negativos: El guion, que es muy previsible, y las interpretaciones de los actores, excepto la mejor amiga, son vacuas.

NOTA FINAL: 7