‘Contratiempo’: Miles de historias, una verdad

356441.jpg-c_215_290_x-f_jpg-q_x-xxyxx

Grata sorpresa en el cine español. Antes de disponerme a verla sabia que me iba a gustar a simple vista por el trailer que homenajeaba de cierta forma el aire místico de la saga 007 al igual que con los dramas psicológicos típicos del mundo “hollywoodense”.

‘Contratiempo’ trata sobre un joven empresario que es acusado de matar a una mujer, aunque el reafirma su inocencia y que todo era un plan para desprestigiarle. Nadie lo cree. Para ello, decide contratar a una prestigiosa abogada que le ayudará a confirmar su inocencia. O no. Desde entonces, se empieza a intentar resolver una especie de rompecabezas donde se empieza a relacionarse con otra historia, produciéndose así una conexión de ambos casos. No se sabe el culpable, ni el inocente, todos están en el punto de mira, ¿quién dice la verdad y quién no?

La película recuerda a las novelas negras de Agatha Christie y la abogada protagonista de la misma tiene cierta semejanza al los detectives que siempre habían presente en las novelas mencionadas. Todo ello realizado con un toque oscuro, misterioso y cuidadosamente. Donde la historia que se quiere resolver juega con el espectador en cada momento, cambiando de inocente a culpable a viceversa en varias partes de la misma. Cuando ya crees que has entendido todo, se torna toda la historia de una manera tan sublime en el final que no sabes cómo reaccionar. Y eso es fantástico.

Buen trabajo interpretativo por parte de los actores, y me sorprendo en este aspecto. Además espero ver más películas de este tipo en España y que aplaquen un poco el género comedia que está tan rancio en la actualidad.

Aspectos positivos: interpretaciones, guion, final, transcurso de la historia, ambientación

Aspectos negativos: diria que los tantos cambios de perspectivas que podrian confudir al espectador

NOTA FINAL: 8

Trailer de la película:

 

 

 

‘Don´t Hang Up’: Cuidado con quién bromeas

don_t_hang_up-116935786-large

Tic, tac, “Una vida por otra vida”. Una de las grandes sorpresas de este año. Antes de disponerme a ver esta película, me pensaba que sería la típica de adolescentes que gastan bromas y luego todo se va de las manos. Parte de razón lo tiene, pero va más allá y con guiños a los grandes clásicos de thriller.

‘Don´t Hang Up’ trata sobre un grupo de amigos que se dedican a gastar bromas telefónicas. Hasta ahí todo bien. Pero en una inocente noche, una de sus víctimas decide vengarse de una manera cruenta, jugando con los sentimientos de estos adolescentes, perturbando poco a poco su personalidad. Los roles han cambiado.

Locuras, muertes e intrigas donde el espectador se convierte en una víctima más de la película. Nada es lo que parece. Todo se desarrolla en una casa, con pocos actores, incrementado aún más si cabe el suspense que pretende los creadores de esta cinta. El juego presente en esta trama recuerda al que elaboraba Jigsaw en la saga ‘Saw’, un toque a ‘Scream’ (donde no se sabe quién es el artífice de esta prueba psicológica hasta el final), ‘You´re The Next’ y la reciente trilogía ‘The Purge”. Todos combinados con tal maestría haciendo que se disfrute de cada escena como si fuera una novata en este género.

Aquí un ejemplo más de que con un bajo presupuesto, actores novatos, sin una gran productora detrás, se puede elaborar una película donde los más noveles hasta incluso los expertos del género disfrutaran con su visionado.

Aspectos positivos: Historia, escenas, final, duración.

Aspectos negativos: Guion, adolescentes, tópicos.

NOTA FINAL: 7

 

 

‘La La Land: Las estrellas apagadas

la_la_land-262021831-large

Me creía que la crítica a esta película iba a ser totalmente opuesta a la que voy a exponer a continuación. Sí, me ha gustado ‘La La Land’, pero no es para tanto, no para estar nominada a 14 categorías de los Premios Oscar 2017.

La película trata sobre dos jóvenes que quieren cumplir sus sueños. Él desea convertirse en un buen músico de jazz y ella conseguir un buen papel como actriz. Ambos se cruzan en una noche, donde sus sueños y sus vidas se van truncando poco a poco, surgiendo un sinfín de obstáculos a su relación. ¿Más vale convertir los sueños en realidad o perder el amor de tu vida? Sería la cuestión que emerge en toda la película, porque a veces el egoísmo y un simple gesto puede cambiar el rumbo de la historia para siempre. En algo irreparable.

‘La La Land’ reabre el debate de rescatar las películas musicales tipo ‘Cantando Sobre La Lluvia (1952)’ en versión moderna. Y seguramente veremos más de este tipo en estos meses. Sin embargo, en esta ocasión es como un batiburrillo de todo lo anteriormente visto en musicales, es decir, no es nada novedosa. No sé por qué ahora se le está sobrevalorando este filme cuando en realidad no aporta casi nada al mundo del cine. Y sé de lo que hablo. Me gustan los musicales, he visto decenas de películas de este tipo. Por ejemplo, por qué este año ‘Miss Saigon (2016)’ no ha recibido ninguna nominación? Sin embargo, la que más me recuerda es a la películaBegin Again’ que fue lanzada en 2013. Si no os adjunto el argumento a ver si os suena a la “novedosa” ‘La La Land’.

La pasión por la música lleva a Gretta (Keira Knightley) y a Dave (Adam Levine), novios desde el instituto, hasta Nueva York. Pero cuando él, una vez alcanzado el éxito y la fama, la abandona, ella se queda completamente desolada. Una noche, un productor de discos (Mark Ruffalo) recién despedido, la ve actuar en un bar de Manhattan y queda cautivado por su talento. Primera película en USA del director de “Once” (2006). (FILMAFFINITY)

Pero claro, Begin Again es una película modesta, de bajo presupuesto, que en realidad no es un musical en sí, pero sí hay momentos musicales, con la misma base y sustancia que la que opta a 14 oscars. La misma historia, personalidades de los personajes protagonistas hasta es semejante el final incluso. La diferencia es que ‘La La Land’ no se caracteriza por un buen guion, al menos yo así lo considero, cosa que si tiene la estrenada en 2013. Sin embargo, en una de ellas hay una gran promoción detrás y la otra no la tuvo en su momento.

‘La La Land’ me ha decepcionado, la tenía en un pedestal por las buenas críticas emitidas, pero claro, hay que recordar que las críticas, la mayoría de ellas, están realizadas bajo la presión de las productoras de cine. Había partes que incluso me empezó aburrir, cuando solo había música, ni cantaban, solo danzaban sin motivo aparente. Los musicales siempre están cargados de sentimientos y, en este caso, eran ausentes. Necesitaba ojos brillosos, drama, llanto contenido al cantar, poneros ‘Los Miserables’ y sabéis lo que me refiero. Lo único que me pareció bonito fue escenas contadas y el final, pero aún así me gustó. No obstante, reitero lo anteriormente mencionado, no merece tener las mismas candidaturas que tuvo en su momento ‘Titanic (1997)’. No sería justo. Sí, merecería los premios a mejor actor y actriz, banda sonora, fotografía… pero no a mejor película, ni guion, ni director. Es una película más que la industria hollywoodiense la eleva a un categoría superior y el público lo venera por ese motivo, la generalización que ocurre siempre. Si le gusta a mi vecino, me gusta a mi. Un poco de criterio, por favor. Aunque agradezco que este año en los años no sea la más nominadas un melodrama o una película bélica, como últimamente ocurría.

Si opináis lo mismo o lo contrario, no dudéis en comentar aquí abajo. Sin más preámbulos, las conclusiones generales:

Aspectos positivos: Buenas interpretaciones, banda sonora, final

Aspectos negativos: El guion, historia poco original, el falso “marketing”.

NOTA FINAL: 6

Tráiler final:

‘Always Shine’: Rivales por la fama

always_shine-346116359-large

Empecé esta película viéndola con grandes expectativas, pero me llevé una gran decepción. La verdad, que me creía que habrían mas escenas que explicaran un poco todo con más claridad. Sin embargo, así no fue.

Dos amigas, ambas actrices, deciden presentarse un casting donde tienen que desnudarse. Una de ellas se niega con rotundidad de rebajarse de esa manera, pero, sin embargo, su amiga decide hacer lo que le propusieron, sin ningún tipo de reparo. Pero, claro, la que decide no “venderse” no consigue el papel y la otra así. Por este motivo, la amiga consigue un enorme éxito y también es elegida para otras películas, comenzando por fin ser lo que quería, una actriz reconocida. Y, la amiga, o ya no tanto, empieza a sentir una especie de celos y envidias que desembocaran a una gran fisura, irreparable, a su amistad.

Miradas desafiantes, burlas y ciertos insultos porque su amiga ha conseguido lo que ella siempre ha soñado, la fama. Entonces la trama empieza bien y hasta incluso con polémica porque es un tema que siempre ha dado de que hablar en el mundo del cine. Como actrices para conseguir ciertos papeles deciden vender su cuerpo y las que no, no triunfan. Un rumor que aquí lo afirma, mostrando una vez el mundo sexista en que vivimos. La envidia en este mundo interpretativo, un mundo donde la amistad es una apariencia, porque la rivalidad para conseguir ciertos papeles y premiaciones, es una realidad. Me hubiera gustado que se hubiera tratado con más claridad, ya que había cabida para ello.

Como mencioné, empieza bien pero acaba de una forma muy predecible, y que poco gusta ver las cosas que ya sabemos como acaban, ¿es mucho pedir el factor sorpresa? Eso sí, muy buenas interpretaciones, la trama, pero el final y el guion flojea, y eso ya hace que pierda el brillo que se merecía este filme.

Aspectos positivos: historia, interpretaciones, el principio

Aspectos negativos: el final, lo predecible cansa.

NOTA FINAL: 4

 

Crítica de cine ‘The Boy’: Un muñeco diabólico de porcelana

the_boy-199588668-large

Últimamente, me he dado cuenta que la originalidad para realizar una película en la industria cinematográfica estadounidense es casi inexistente, mismo patrón pero diferentes variantes, eso sí. En ‘The Boy’ tenemos los mismos ingredientes de ‘Muñeco Diabólico (Chucky)’‘Dolly, Jugando Para Matar’, ‘Silencio Desde El Mal’ y la más reciente apuesta ‘Annabelle’. Muñecos inocentes, inmóviles, que cobran vida por alguna extraña maldición, que matan o inquietan la existencia de todos aquellos que están a su alrededor.

El argumento de ‘The Boy’ trata de una joven que le encargan cuidar a un muñeco de porcelana con apariencia de un erudito niño. A partir de entonces, la “niñera” siente que el muñeco tiene vida propia, se mueve, habla y exige que se cumplan ciertas reglas. Todo transcurre con cierta tensión e incertidumbre, ya que no se sabe si es todo producto de la imaginación de la protagonista o que realmente ese muñeco tiene vida. Aunque, por la mitad del largometraje la historia tienen un cambio inesperado, aclarando unas cuantas dudas pero surgiendo otras que no puedo desvelar por posibles “spoilers”.

Por estos motivos, salen a la luz diferentes dilemas como el rechazo, la aceptación a lo diferente, la resignación, hasta se toca el tema del maltrato y los embarazos prematuros, que no se a que venían a cuento en este “thriller”. Quiero transmitir que toda la película es de terror psicológico, poca sangre y muchos planos, realzando el terror de esos filmes de principios de los 90, donde importaban más las buenas interpretaciones, buenos planos que el argumento y guion en sí.

Para finalizar, esta película trata sobre el trabajo que tenia Maggie antes de que llegara el apocalipsis zombi de ‘The Walking Dead’, la pobre lo que sufre siempre, no se libra de nada. Fuera de bromas, debo añadir que no sé por qué esta película no se ha estrenado en los cines españoles, es buena, da miedo, produce escalofríos y no tiene casi nada que envidiar a ‘Annabelle’, y a otras seudopelículas de miedo que se han podido ver en la gran pantalla; pero claro, como es una productora de bajo presupuesto se infravalora.

Aspectos positivos: El final inesperado, interpretaciones, planos

Aspectos negativos: El guion, dudas sin resolver, incoherencias.

NOTA FINAL: 6

‘Buscando a Dory’: Sigue nadando, nadando

finding_dory-418749314-large

Tengo 23 años y he esperado 13 años para ver esta película, pero ahora me toca hablar a mi desde una perspectiva… algo más adulta. A veces las segundas partes no son buenas, o simplemente no arriesgan, siendo este el caso de ‘Buscando a Dory’, la secuela de la una de las mejores películas de Pixar, ‘Buscando a Nemo’.

‘Buscando a Nemo’ trata sobre un pez payaso que busca a su hijo navegando por diferentes mares y lugares peculiares, contando con la ayuda de Dory, una simpática pez que tiene demencia senil, lo encuentra y todos felices (vaya, he revelado el final, es que se estrenó en 2003, así que no se puede considerar como “spoiler”). Pues se vuelve a repetir la misma historia en ‘Buscando a Dory‘ pero esta vez es Dory la que decide cruzar tierra, mar y aire, literalmente, para buscar a sus padres, que no sabe nada de ellos desde que les perdió de vista en su niñez.

Desde entonces, toda la película transcurre de manera rápida, donde los peces viajan a la ciudad a través de cubos de agua, cubos de fregonas, estanques y entre otros, curioso que siempre se libran de no morir por falta de agua, oye. Me recordó a ‘Toy Story’ en versión animales acuáticos, con enemigos en el camino, impedimentos varios y con el mismo fin, volver a casa y reunirse con la familia. Desde siempre he tenido presente esta teoría y con esta nueva entrega animada me di cuenta que vuelvo a tener razón.

Eso sí, a la mitad del largometraje se hace algo pesada ya que se repiten las mismas situaciones que la primera parte o de la misma película, y muchas de ellas se viven con tensión, pero cuando aparece en pantalla la pequeña Dory, es inevitable no esbozar una sonrisa o hasta incluso emocionarse, confieso que en varios momentos llegué a esa situación, soy una sensible que adoro las monerías, que hago.

Cabe destacar la inclusión de nuevos personajes, como el pulpo gruñon (que recuerda a Gruñon de Blancanieves), una ballena blanca (que por supuesto Dory hablara “balleno” con ella) y un pajarillo algo ciego, que da el toque cómico tan característico de las películas aptas para todos los públicos.

En general, ‘Buscando a Dory’ es una película afable pero que no supera a su antecesora, no es mala, ni mucho menos, pero no es novedosa en muchos aspectos, que fuera sido de buen agrado en una película de la adorada factoría ‘Pixar’, que comenzó su andadura con pequeños cortos y con el apogeo de ‘Toy Story’, poco a poco va superando en producción animada a la productora Disney, su enemiga y aliada en sus inicios.

Aspectos positivos: La pequeña Dory, nuevos personajes, el final

Aspectos negativos: Situaciones inverosimiles, momentos repetitivos, el guion

NOTA FINAL: 7

‘Malditos Vecinos 2’: Las chicas son guerreras

neighbors_2_sorority_rising-855869278-large

Antes que nada, hay que hacer un resumen de lo que trataba la película ‘Malditos Vecinos 1’ (Neighbors) para ponerse en situación. Una pareja feliz decide empezar una nueva vida con su recién nacida y para ello se compran una preciosa casa a las afueras de la ciudad, desconociendo que se acaba de mudar al lado de una fraternidad universitaria, es decir, fiesta por doquier y muchas hormonas adolescentes por aquel lugar. Una guerra que parecía que había ya finalizado, pero qué ilusos, esto solo acababa de empezar.

Se vuelve a repetir la misma fórmula en esta secuela, ‘Malditos Vecinos 2’ comienza con que este matrimonio quiere vender su casa, a pesar que ya no hay fraternidad que perturbe su bienestar, pero vuelve a resurgir estos tipos de fiestas cuando un grupo de adolescentes, todas chicas, deciden revelarse contra la regla de que las fraternidades de mujeres no pueden organizar fiestas, fastidiando de nuevo a esta pareja, ya que teme que por su culpa no salgan vendedores que quieran su casa.

A partir de entonces, comienza una guerra, sin armas, donde la manipulación, artimañas y diferentes despropósitos para incrementar el orgullo, donde los malos ya no lo son tanto y los buenos, espera… ¿hay buenos? Hay varias escenas que sobran, aunque no te niego que alegran la vista, pero ahora tengo la sensación de que Zac Efron se ha convertido en el Mario Casas americano, ya es aparecer en escena y tiene que mostrar sus cuidado torso, de gimnasio claro está, mucha sonrisa, mueca y poca charla, siendo un producto más para atraer a los más jóvenes, ya que en ‘Malditos Vecinos 1’ podría considerarse una película para todos los públicos, pero en este caso diría que es una “teen movie” típica de antena 3.

Eso sí, varias risas te echas, sobre todo en una escena de uno de los personajes disfrazados de payaso, que da hasta miedo, bueno no. Pero aviso, la película pretende eso, entretener, no la vea buscando algo que te aporte criterios morales y reflexivos sobre la vida.

Aspectos positivos: El cuerpo de Zac Efron, el payaso, escenas varias.

Aspectos negativos: Guion, cliché adolescente.

NOTA FINAL: 5