8º aniversario de Blackout, el disco autobiográfico de Britney Spears

descarga

Inocencia perdida, control mediático, drogas, fiestas, descontrol y cargado de expresión de odio

Retrocedamos al año 2007, Britney es madre de dos niños, recién divorciada de Kevin Federline, que le conllevó que su vida se derrumbarse de la noche a la mañana, su ideal de familia perfecta y duradera se esfumó como el viento, dando lugar a perderse en el mundo de las drogas, fiestas y desenfrenos. Altos y bajos emocionales, que conllevó la persecución de paparazzi días si, y noches también, ya no había ápice de rastro de inocencia en el rostro de la llamada “princesa del pop”, la fama había arrebatado su felicidad, su vida.

En este año loco, de rebeldía contra todos los que querían controlarla, como cuando se rapó la cabeza, tan recordado, desgraciadamente, un gesto que lo hizo para “liberarse”, liberarse de la belleza que la caracterizaba, despojarse de la fama, adquirir una nueva identidad y así emprender un nuevo comienzo.00012006En estos meses, con tantas idas y venidas, Britney estuvo grabando su disco más personal, donde expresó a través de las palabras lo que sentía, como era realmente su vida, que había más sombras que luces, donde tuvo más libertad creativa, donde se quejaba de ese control mediático, como también se refleja un cierto rencor a esa inocencia esfumada, de ese trato hacia su persona como si un mero títere se tratase, su vida a través de las doce canciones que componen la edición normal del disco, trece en la edición especial, por ello mostró una rebeldía desmesurada, donde reclamaba que la dieran valer, que ya no era esa chica Disney, que ella había crecido, madurado, que la dejaran de controlar, que ella ya no era la princesa del pop, reclamaba su trono de reina al igual que le devolvieran su vida, su identidad.

Porque canciones como “Gimme More”, con su actuación tan valorada y la vez tan odiada en aquellos MTV VMA del aquel año, tema que pedía que la dejasen vivir, que no sabia ya que tenia que dar para que la dejasen en paz, pero que siguieran así, observándola, que ella dará más que hablar. “Piece of Me” más de lo mismo, canción que describe como ha estado controlada desde que comenzó, que ya su vida no le pertenece a ella, sino a los medios. Como también “Freakshow”, “Why Should I Be Sad”… temas autobiográficos, que curiosamente no escribió ella, pero sinceramente lo dudo que no fuera así, pero por la opresión del momento no se atrevió a decir que esas letras habían salido de su alma.

“Blackout” no es un disco pop, es urbano, oscuro, cargado de R&B, y hasta un toque de Soul, estilos musicales no utilizados anteriormente por esta artista americana, y que fue una grata sorpresa oírla en estos nuevos matices. Danja, Bloodshy & Avant, The Neptunes, entre otros, fueron los artífices de esta gran producción musical, un jugo que salió bastante bien. Spears fue la productora ejecutiva, un disco donde ella por fin pudo opinar, cabe destacar que hubo un fallido intento con “Original Doll”, que hubiese salido en el año 2005, pero la productora rechazó que se publicase por las críticas vertidas hacia el equipo de marketing y producción por Britney a través sus letras, las canciones las había compuesto ella, lo sabemos por las demos que se filtraron, pero eso es otro asunto que conllevaría hablarlo largo y tendido en otro articulo.

britney_spears_blackout-1

Mi queja, que este disco fue “olvidado” en su momento, infravalorado por las locuras de la señorita Spears, pero que se convirtió en el gran referente musical de muchas generaciones, convirtiéndose así en el nuevo testamento del pop. En un primer momento iba debutar #1 en Billboard, así lo anunciaron la página de la misma por el regreso de la “American Dream” al mundo de la música, pero en ultimo momento, por cambios de políticas de este medio, paso al puesto #2, un disco que tuvo una mano “negra” desde sus inicios para que no tuviese éxito, pero que The Guardian, Rolling Stone entre otros, la valoran como uno de los mejores discos de todos los tiempos.

A pesar de esto, a pesar de reflejar este control hacia su persona, llega el año 2008, y otra vez la voz, el pensamiento critico de Britney, se apagó de nuevo, que aún tristemente persevera en la actualidad, y sigo esperando ese momento que pueda “liberarse” de nuevo, ya que actualmente su padre tiene la tutela de su vida. Espero que lance un álbum donde la productora sea ella, donde su equipo directivo, sus managers no le digan lo que debe o no hacer, que la dejen opinar, que la saquen de esa opresora residencia de las Vegas, que aún sigue siendo utilizada como un animal de circo se tratase, reflejo de ello, no se si opináis igual, es la Residencia de las Vegas que ingresó en 2013 y hasta 2017 no verá la luz, solo la quieren para recaudar dinero, y no pensando en su bienestar, en el futuro, en su felicidad. Britney quiere vivir alejada de este mundo del espectáculo, pero siempre le ponen impedimentos para abandonarlo.

“Blackout”, fue el reflejo de la otra cara de la fama, todo lo que sube, también baja; la llegada del apagón, “todos podemos salir de la oscuridad, si expresamos la rabia que llevamos dentro”.

images

Anuncios

2 comentarios en “8º aniversario de Blackout, el disco autobiográfico de Britney Spears

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s